.

Desde el pasado viernes, intensificamos las acciones frente a la problemática del ruido excesivo y el mal manejo de residuos sólidos en las zonas de entretenimiento de la ciudad.

Comenzamos con un operativo en la zona céntrica, ayer estuvimos en el barrio Obrero y así continuaremos en otros puntos claves.

A través de la colaboración entre autoridades, instituciones y la Policía buscamos sensibilizar a los visitantes y propietarios de los establecimientos de diversión nocturna sobre la importancia de reducir la emisión de ruido a altos decibeles y mejorar la gestión de los residuos sólidos al cierre de los negocios. Con su apoyo, lograremos un entorno más agradable y saludable para todos.